Carta del Rector Dr. Luis María Amuchástegui

“Con la creación del Instituto Universitario de Ciencias Biomédicas de Córdoba estamos cumpliendo con nuestra propia historia, o bien estamos simplemente poniendo el sello al viejo anhelo de nuestros fundadores y antecesores. Un nuevo punto de partida para seguir aportando profesionales médicos de excelencia con la máxima calidad formativa, ahora con formación de grado para garantizar desde una primera etapa, la formación técnica, humanística y social de los estudiantes.

El programa docente de IUCBC ha sido estructurado en base a los existentes en las principales universidades de Estados Unidos y Europa, logrando que desde el primer año los estudiantes interactúen con los pacientes, y que las materias cursadas se relacionen con otras a partir de definir como eje central al enfermo como un todo.

Queremos formación de grado para nuestros alumnos, y que posteriormente ingresen a nuestras carreras de posgrado para finalmente culminar la etapa formativa en centros del extranjero, para que vuelvan al país como profesionales de excelencia, listos para ejercer cualquiera de las ramas de la medicina, sea en ámbitos públicos o privados de complejidad o de atención primaria, pero con el máximo nivel que nuestro país merece.

Consideramos a este nuevo emprendimiento un proyecto por lo menos regional, que excede largamente el ámbito y el interés de sus creadores. La salud de la población, sin distinción, debe estar garantizada por profesionales de calidad.

Así como en el origen de las dos instituciones que le dieron vida (Hospital Privado e Instituto Mercedes y Martín Ferreyra), fue la comunidad quien brindó al apoyo para sus creaciones, este emprendimiento requiere nuevamente del aporte y compromiso de la sociedad para su puesta en marcha, porque a ella volverán sus frutos académicos para ser beneficiada en forma individual y conjunta.”